martes, 24 de noviembre de 2015

ikkyu devorando...



Ikkyu devorando al monje
Y escupiendo la cáscara

Asi,
Sin más

todo el karma al karajo
al carajo

concentrado
en cada error

todo cambia de una manera pasmosa

lo que hoy era sexo
hoy es pura aridez

lo que hoy eran los locos del chan
hoy es puro silencio

lo que hoy eran risas
hoy es pura angustia

lo que hoy era todo el dia
ahora es pura soledad

 Ikkyu se ha comido al monje
y ha escupido la cáscara

roto el fondo del balde
toda la luna
tirada por el suelo.


Sho Gu

domingo, 22 de noviembre de 2015

hijos del unierso



Discurso de Nelson Mandela como Presidente Electo de Sudáfrica (1994)

Nuestro miedo más profundo no es que seamos inadecuados.
Nuestro miedo más profundo es que somos poderosos sin límite.
Es nuestra luz, no la oscuridad lo que más nos asusta.
Nos preguntamos: ¿quién soy yo para ser brillante, precioso, talentoso y fabuloso?
En realidad, ¿quién eres tú para no serlo?
Eres hijo del universo.
El hecho de jugar a ser pequeño no sirve al mundo.
No hay nada iluminador en encogerte para que otras personas cerca de ti no se sientan inseguras.
Nacemos para hacer manifiesto la gloria del universo que está dentro de nosotros.
No solamente algunos de nosotros: Está dentro de todos y cada uno.
Y mientras dejamos lucir nuestra propia luz, inconscientemente damos permiso a otras personas para hacer lo mismo.
Y al liberarnos de nuestro miedo, nuestra presencia automáticamente libera a los demás.

domingo, 15 de noviembre de 2015

no aceptar ninguna verdad preconcebida



La doctrina resulta ser una prisión, donde se pasa la vida ensayando para llegar a una "perfección", que no puede hallarse en el orden natural, porqué este está continuamente sometido a la relatividad de lo imprevisto. lo fortuito, lo casual.

Emile Armand

viernes, 6 de noviembre de 2015

lo que no existe

Qué hermosa esta lluvia que no llueve,

qué fascinante este atardecer que no atardece,
qué acogedor este calor que no quema,
qué fino este humo que no humea,

qué entrañable este recuerdo que no recordaba,

qué larga esta caricia que no acaricia,
qué grato este deseo que no desea,
qué amoroso este amor que no me ama,


un día acabaré aniquilado por lo que no existe

Antonio Orihuela. Salirse de la fila. Ed. Amargord, 2015

jueves, 5 de noviembre de 2015

sin techo........


El
enciende una cerilla
y luego otra 
y otra 
y otra.

Solo,
en el frio banco,
desaparece 
en la minima llama.

en la misma llama,
regresa
a sus dias calidos
obsesivamente
una y otra vez

hoy encontraron su cuerpo
en este banco del paseo
sacrificado por el sol
en el altar  de los Dioses
de la locura
y de la miseria

Sho Gu


miércoles, 4 de noviembre de 2015

Marzo Bentoso



Es la naturaleza del ego estar condicionado. 
Ese ego al que tanto odiais y con el que tanto guerreais, no va a desaparecer, a nadie le ha desaparecido nunca (mitologías aparte). 
Es esa aversión y ese rechazo a lo que es, lo que eterniza la deseperación mental. 
Esa sensación de carencia que alimenta vuestras inquietudes os lleva a beber en todos los urinarios y a desear el vínculo con las "Más Grandes Letrinas". 

¿Tan difícil es aceptar las cosas como son (incluidos egos, urinarios y letrinas)?

Cuando aceptas, el silencio se abre paso. 
Y no desplaza al ego, sino que lo abarca. 
Eso: lo incluye. 

Ya te vale gorrión, acéptate como eres y no des mas la lata.

Comentario de Marzo Bentoso (en Facebock)

(Joder!!! cuanto hecho de menos el alero del templo)

martes, 3 de noviembre de 2015

el perro (Lawrence Ferlinghetti)





Perro

El perro trota libremente por la calle
y ve la realidad
y las cosas que ve
son más grandes que él
y esas cosas que observa son su realidad
Borrachos en los portales
lunas en las copas de los árboles
El perro trota libremente a través de la calle
y todas las cosas que ve
son más pequeñas que él
Pescado envuelto en papel de diario
Hormigas en los agujeros
Pollos en una vidriera del barrio Chino
sus cabezas a una cuadra de distancia
El perro trota en libertad por las calles
y los olores que percibe
poseen el propio aroma de su cuerpo
El perro trota libremente por la calle
entre charcos y bebés
gatos y cigarros
salones de billar y policías
Él no odia a los policías
Él simplemente cree que no sirven para nada
pasa frente a ellos
y también de las reses sangrantes
colgadas
frente al mercado de San Francisco
Él prefiere comer una vaca tierna
que las carnes de un policía duro 
aunque entiende que cualquiera de las dos
pueden saciarlo
Pasa frente a la fábrica de pastas de los Romeo
y de la torre Coit y del diputado Doyle
La torre Coit le inspira temor
pero el diputado no le mueve un pelo
a pesar de que ha escuchado cosas deprimentes
descorazonadoras 
absurdas
para un joven cachorro triste como él
para un perro serio como él
Sólo que él posee un mundo libre propio
Sus propias pulgas
No le pondrán bozal
El diputado Doyle
es para él
sólo una boca de incendio
El perro trota libremente por la calle
tiene su vida de perro y la vive
piensa en ella reflexiona
toca prueba
absolutamente todo
todo lo investiga
sin los beneficios del acto de perjurio
un verdadero realista
una historia verdadera para contar
una cola verdadera con la cual contarla
un verdadero perro vivo
vivo
democrático
que ladra
comprometido con la verdadera
libertad de empresa
que puede opinar acerca de la ontología
con algo que decir de la realidad
y cómo entenderla
y como observarla
Mira de soslayo al cruzar las calles
como si estuviera posando
para una foto de la RCA
VICTOR
esperando el sonido
la voz de Su Maestro
y se parece
a un gran signo de interrogación
penetrando
el gramófono gigante
de la enigmática existencia
que con su prodigiosa bocina hueca
aparenta siempre
estar listo
para declamar
alguna
de sus VICTORiosas respuestas
a todo