martes, 29 de octubre de 2013

Bill Evans (I SHIN DEN SHIN)




La música, la música improvisada,
el proceso creativo vital,
vivir un minuto creando un minuto.

Se parece tanto al zen!!
El Dharma sin palabras,
de espíritu a espíritu.
el silencio y la nota.
directo al corazón,
directo a las tripas
Tanta verdad.....

Sho Gu




domingo, 27 de octubre de 2013

sábado, 26 de octubre de 2013

la iluminación de Rushi Ebobo






 Es una historia que cuenta Henry Miller en la película Asleep & Awake.

Aqui hay una maravillosa historia zen:
Acerca de un monje llamado Rushi Ebobo "The Master Fuck".

La historia es acerca de un joven de quince años de edad, a quien sus padres envian a un monasterio zen, para convertirse en monje y por supuesto recibir la iluminación.

Era un joven brillante, bien parecido, obediente, lo que uno podria considerar “buen material”, pero despues de unos pocos años, nada parecia suceder, no parecia estar yendo a ninguna parte, pasan cinco años...nada. diez...e inculso sus maestros comienzan a preocuparse, finalmente, despues de quince años, decide que no tenía lo que hacía falta y que se irá a disfrutar de la vida terrenal, ser un hombre de mundo si no puede ser un monje.

Así que se marcha una noche, con su bolsa y equipaje.... y se encamina al distrito de las “luces rojas”, allí encuentra una chica, como una geisha...y se va a la cama con ella inmediatamente.
Era su primera experiencia con una mujer, y en lugar de sentirse raro, avergonzado, timido y todo eso, demuestra ser muy eficiente, sus sentidos están altamente desarrollados a causa de su entrenamiento zen, es consciente del cuerpo, el tacto, el olor, es consciente de todo, incluso cuando las ropas caen en el suelo se crean sensaciones en él.
Por lo tanto, enmedio de esta maravillosa experiencia, pudo conseguir lo que no había podido conseguir en el monasterio,  la experiencia del “Satori”.

Vió las cosas como son, fueron y siempre serán, de una vez y para siempre, claramente, que es  realmente de lo que trata la iluminación.

Lo importante fué, que el se permitió a si mismo ir hasta el verdadero final de la duda y la desesperación, de no haberlo hecho, esto nunca hubiera ocurrido, pero él fué hasta el mismo final del tunel y vió la luz. 
Y esto es, por supuesto, algo que no le pasa a la gente con el psicoanàlisis, ellos  quizás queden adaptados a nuestro mundo corrupto cuando terminan, pero nunca alcanzan el Satori...y nunca ven las cosas como realmente son (en mi opinión),
Y es a causa de otro aspecto también, y es uno maravilloso y es como la idea de William Blake de alcanzar el Paraiso a traves del infierno, no importa que camino uno tome para llegar al paraiso, y además de eso, uno podria decir que el paraiso, quizas no esté a la vuelta de la esquina, pero si donde tu sabes, y si eres afortunado y estás lo suficientemente alerta.....

Yo creo que éste es el gran valor que tiene, que uno debería.... uno debería, como decirlo?
Aceptar sus dudas completamente, como el budha una vez aconsejó, aceptar la desesperación, y el enojo, y la frustración.... y ver a través de eso.

Henry Miller
Del film Asleep & Awake

jueves, 24 de octubre de 2013

la mirada



Sólo cuando la mirada se abre al par de lo visible
 se hace una aurora.
Y se detiene entonces
aunque no perdure 
y sólo sea fugitivamente, 
sin apenas duración, 
pues que crea así el instante. 

El instante que es al par indeleblemente uno y duradero. 
La unidad, pues, entre el instante fugitivo e inasible y lo que perdura. 
El instante que alcanza no ser fugitivo yéndose.
Inasible.

El instante que ya no está bajo la amenaza de ser cosa ni concepto. 
Guardado, escondido en su oscuridad, 
en la oscuridad propia, 
puede llegar a ser concepción, 
el instante de concebir, 
no siempre inadvertido.

Y así, la mirada, 
recogida en su oscuridad paradójicamente, 
saltando sobre una aporía, 
se abre y abre a su vez, 
"a la imagen y semejanza", 
una especie de, circulación. 
La mirada recorre, 
abre el círculo de la aurora 
que sólo se dio en un punto, 
que se muestra como un foco, 
el hogar, sin duda, del horizonte. 
Lo que constituye su gloria inalterable.

Zambrano, M.: "La mirada", en De la Aurora, Madrid,
Ed. Turner, 1986 p. 35


martes, 22 de octubre de 2013

la seshin que nunca existió...



A veces me siento en el Dojo de Mataró  como esa aldea resistente de la Galia.

Zazen, dia a dia, golpe a golpe (de madera), verso a verso.

Ignorados o no comprendidos por personas a las que guardo en un rincon especial de mi corazón.


*************************************

pensamos que no hay práctica pequeña y que aunque seamos escasos en número y justos en energías hay que hacer un esfuerzo para que la gente de nuestro Dojo comprenda que más allá de esos muros hay un océano palpitante de vida.

Así es que cuando se alinean los planetas y mi Maestro, preparamos una Sesshin "per tutti".

Celebramos la alegría de la práctica en la intimidad de uno mismo, en la intimidad de la Shanga, eso es.

Nunca existió esa Sesshin?...... los rostros en la penunbra, anónimos atestiguan lo contrario.

Sin palabras todo queda dicho, con suavidad, sencillez, determinación.

Los que estabamos y los que no estaban, acariciando las cosas como son, viviendo en cada célula de nuestro cuerpo la experiencia de Shakyamuni.

No somos eruditos, no somos sabios, solo  rodillas empujando el suelo y  coronillas empujando el cielo.

No recuerdo apenas nada más.


Gassho a las ocho direcciones.

Gracias al Maestro Raphael Doko Triêt, a todo los que vinieron y la hicieron posible........... y un recuerdo amable para la Shanga del Centre Zen de Barcelona que un dia hizo posible la Práctica en mi.


Toni Gyô Kô Hernández.

Dojo Zen "Shô Mon Kai" en Mataró.

viernes, 18 de octubre de 2013

una cuestión de higiene.....



cuando hago la higiene a una persona es importante controlar el agua que utilizo, es muy probable que la tenga que cambiar varias veces, porque cuando el agua se ensucia con el uso, puede contaminar todo lo que sea lavado con posterioridad.

de la misma manera cuando una situación en mi vida crea una emoción, si no relaciono claramente esa emoción con lo que lo ha creado, esa emoción puede contaminar todos los actos de mi vida.

Sho Gu

miércoles, 16 de octubre de 2013

pobreza de espíritu



De niño escuchaba historias de la boca de mi padre y de mis abuelos, contaban que después de la guerra en los hogares pobres, cuando llegaba el padre con el dinero de la semana, hacian pequeños montones y repartian: esto para el pan, esto para pagar el alquiler, esto para los alimentos y así hasta que se acababan los dineros.

Todo lo que llegaba a la casa era observado, pensado, conservado, reparado una y mil veces.
Tratado y usado con respeto y cariño, pues ellos sabían que aquello era un tesoro.

Así con este espíritu practicamos en el Dojo, con ese espíritu preparamos las seshines, acogemos a los llegados, a los recientes y a los viejos hermanos en el Dharma.

Creemos que esto no es nada especial ni extraordinario sino la única manera de tratar, las cosas, los alimentos,la naturaleza, las personas, los debutantes, los antiguos, los maestros.... Budha así lo enseñó.

http://zenmataro.com/ 

lunes, 14 de octubre de 2013

jueves, 10 de octubre de 2013

hojas de mi diario II



.... 10-5 1994....

hoy mi jefa, que es una maestra en el arte de encontrar la forma y el momento de hacer el mayor daño posible a las personas, ha esperado el momento justo para machacarme, ha sido al mediodia, me ha hecho esperar, yo estaba exausto y hambriento y su "bronca" me ha dejado como si me hubieran dado un garrotazo en la cabeza.
he salido de la fábrica casi sin darme cuenta, andando a pequeños pasitos como si tuviera 90 años, la imagen debe haber sido espectacular, porque tal como iba por la calle me ha recogido un compañero, me ha preguntado que me pasaba y agarrandome del brazo me ha llevado a tomarme un café al bar de la esquina, 
me he asustado, estaba en un colapso absoluto.

....19-5-1994.....

algo me pasa.... no entiendo ....debe ser lo del otro dia, pero después del incidente en la fábrica ya no soy el mismo.

ayer me descubrí en plena calle cantando a voz en grito esa canción que habla de "esa puta sensación de llegar siempre tarde", hoy he estado deambulando sin rumbo por las calles hasta que sin saber por qué he aparecido en el Mercado, como atraido magnéticamente por el olor se las aceitunas y la pesca salada...... echo tanto en falta mi niñez, a mi madre..... 


....19-5-1994

otra vez deambulando totalmente absorto, paso por delante de mi casa, la casa donde me crié, es como una nuez vacia....

....20-5-1994

se que parece una paranoia de las mias, pero hoy algo me ha guiado sin yo darme cuenta hasta la libreria, hasta un estante, hasta el libro "la práctica del zen" de un tal Deshimaru, lo he abierto, lo he ojeado, no he entendido nada o muy poco, pero ha entrado directamente en mi corazón, han resonado los ecos de mis pasos....

....21-5-1994
ese libro, habla del Castillo del no-miedo, ese lugar tiene que ser cojonudo, habla de que solo hace falta sentarse, y todo vuelve a su sitio, sentarse y solo sentarse, sin voluntad, solo sentarse, estoy lo bastante jodido y soy lo bastante estúpido para permanecer sentado cara a la pared, además en el fondo de mi y aunque no entienda nada, sé que este tipo tiene razón, lo sé... lo sé...

Sho Gu






viernes, 4 de octubre de 2013

el ojo del monje

El mundo entero
se refleja en el ojo de un monje,
está contenido en toda conversación,
atraviesa tu cuerpo,
es tu sublime luz,
está dentro de ella
y es inseparable de tí.

Dogen (Shobogenzo Capítulo 15)
KOMYO. “Luz Sublime”
Un regalo de Xaro La

el viento lo barre



En otros tiempos un monje estaba haciendo una peregrinación. Llegó junto a un monasterio en ruinas y preguntó qué había sucedido en aquel templo para que estuviera así. Los vecinos le contaron que un monje vivía allí solo, no tenía discípulos por eso cuando murió el templo quedó abandonado. Pasaba los días practicando zazen y escribiendo poemas. Un día escribió dos versos y después murió, no pudo terminar su poema. Todas las noches su fantasma vuelve al templo intentando terminar el poema. Los dos versos que escribió eran:
“El templo helado de la montaña está desierto y solitario,
Ningún monje vive en él”

El monje de paso decidió quedarse una noche en aquel templo, se puso el kesa y empezó a practicar zazen. A media noche llegó el fantasma y con su dedo escribió sobre las cenizas frías el principio del poema:

“El templo helado de la montaña está desierto y solitario,
Ningún monje vive en él”

Inmediatamente el monje de paso escribió a continuación:

“estas torres vacías, el viento las deja limpias.
Las salas viejas iluminadas por la luna”

En ese momento el fantasma quedó libre de sus tormentos. Nunca más volvió espantado por las ruinas de ese viejo monasterio. Este cuento es muy bello. Cada instante de nuestra vida debe llegar a término y dejar un lugar fresco y libre para el instante que viene después. Demasiado a menudo en la vida somos como ese fantasma, erramos entre el deseo y el lamentar el tiempo pasado. Incluso si no hay nadie hemos de limpiarlo todo, el viento lo limpia todo y la luna disipa la oscuridad. Poner la mirada atrás para observar el tiempo pasado, lamentar el tiempo pasado y así se vuelve uno como un fantasma. El fantasma no tiene pies.

Raphael Doko Triet

jueves, 3 de octubre de 2013

sin miedo





en su pequeño mundo, mi amigo Kiko, me lo recita de memoria cuando lo voy a visitar.
él aprendió este texto y lo usa a modo de mantra católico.....


Me dice pausadamente:
"El miedo paraliza, hace más grandes los obstáculos, nos deja como muertos, incapaces de reaccionar, desanimados y sin fuerza, inseguros y en la oscuridad.....
Y nos cuesta tanto perder el miedo..... Seguramente el miedo es lo más contrario a la fé en Cristo Resucitado. 
Somos desconfiados y pensamos que el mal podría vencer. Sin embargo, cuando Él se aparece a sus amigos, siempre les dice "no tengais miedo"...Yo he vencido al mundo. Él viene a nosotros para que sin miedo, con paz, seamos libres, arriesguemos, nos sacrifiquemos, nos entreguemos del todo, sin llevar cuentas de lo que nos deben o de lo que nos hemos sacrificado. Necesitamos la gracia de la alegria verdadera, que elimina todos los miedos y hace vivir en la confianza"

Sacado de un recorte de una hoja dominical que mi amigo guarda celosamente en su mesita de noche.

Sho Gu.